Universidad del Valle Biblioteca Digital

Biblioteca Digital Universidad del Valle > Patrimonio Documental Universidad del Valle > Revistas > Colombia Médica > Vol. 41 no. 3, 2010 / Colombia Médica >

Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://hdl.handle.net/10893/3182

Título : Latissimus dorsi transposition for sequelae of obstetric palsy
Otros títulos: Transferencia del músculo dorsal ancho en secuelas obstétricas del plexo braquial
Autores: Vergara Amador, Enrique
Palabras clave : Obstetric palsy
Transfers muscular shoulder
Latissimus dorsi
Subscapular
Parálisis braquial obstétrica
Transferencia muscular
Dorsal ancho
Fecha de publicación: 16-nov-2011
Resumen: Background: In obstetric palsy, limitation in the external abduction and rotation of the shoulder is the most frequent sequelae. Glenohumeral deformity is the result of muscular imbalance between the external and internal rotators. Releasing the contracted muscles and transferring the latissimus dorsi are the most common surgeries in this case. Patients and methods: We operated on 24 children between 4 and 8 years of age with obstetric palsy sequelae to elevate the subscapularis muscle off the anterior surface of the scapula posteriorly and transfer the latissimus dorsi. The patients received a minimum of 2 years of follow up. They were evaluated based on Mallet’s and Gilbert’s classifications. Results: All of the patients recovered within the above mentioned classifications. Out of 22 children evaluated via Mallet’s classification, all improved from 3 to 4 on that scale. With respect to Gilbert’s classification, 16 children improved one degree and 8 improved 2 degrees. All of the patients’ parents were satisfied with the results. Discussion: The benefit from releasing contracted muscles and muscle transfer to improve shoulder abduction in the sequelae of obstetric palsy has been amply reported in the literature. The results we had from elevating the subscapularis muscle off the anterior surface of the scapula and transferring the latissimus dorsi were good. Children who were difficult to classify based on the described scale were taken note of and some sub-classifications for Gilbert’s descriptions were proposed. Patients must be selected carefully. To transfer the latissimus dorsi, it is necessary to have good passive mobility in abduction, a minimum of 20º of external rotation and no joint deformities. When negative external rotation is found, the subscapularis muscle should be released. When there is glenohumeral joint deformity in older children, other methods are recommended, such as rotational humeral osteotomy. Introducción: Las limitaciones en la abducción y la rotación externa del hombro son las secuelas más frecuentes en la parálisis obstétrica. Se encuentra deformidad de la articulación glenohumeral como resultado del desequilibrio que existe entre los músculos rotadores externos e internos. Dentro de las cirugías más usadas para corregir las deformidades del hombro están las liberaciones musculares y la transposición del músculo dorsal ancho. Materiales y métodos: El autor operó 24 niños entre los 4 y 8 años de edad, con secuelas de parálisis braquial obstétrica, a quienes se les practicó liberación del subescapular por vía posterior y transferencia del músculo dorsal ancho. Se evaluaron según la escala de Mallet y la de Gilbert, con un seguimiento mínimo de dos años. Resultados: Todos los niños se recuperaron según las escalas mencionadas. En 22 evaluados según Mallet, todos mejoraron del nivel 3 al 4. Según la clasificación de Gilbert, 16 niños mejoraron un grado y 8 niños mejoraron dos grados. Todos los padres estuvieron satisfechos con los resultados. Discusión: Existen muchos informes en la literatura médica sobre los beneficios de liberar los músculos contracturados y de las transferencias musculares en el hombro en las secuelas de parálisis braquial obstétrica. Se obtuvieron buenos resultados en todos los niños. Algunos casos fueron difíciles de clasificar en las escalas usadas, para lo cual se propone una sub-clasificación. Se requiere tener una buena movilidad pasiva, que no haya deformidad articular en el hombro y mínimo 20º de rotación externa, para realizar la transferencia muscular del dorsal ancho. Cuando no se encuentra la rotación externa, se debe hacer la liberación del subescapular. Si hay deformidad de la articulación glenohumeral, no se recomiendan las transferencias musculares y entonces se recurre a osteotomías.
URI: http://hdl.handle.net/10893/3182
Aparece en las colecciones: Vol. 41 no. 3, 2010 / Colombia Médica

Texto completo:

Archivo Descripción Tamaño Formato
latissimus.pdf167.61 kBAdobe PDFDescargar aquí
Ver estadísticas

Los ítems de Biblioteca Digital están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.

 

Biblioteca Mario Carvajal
biblioteca@univalle.edu.co
Teléfonos +57 2 3212950 - Fax 3212977
Universidad del Valle - Ciudad Universitaria
Calle 13 # 100-00 Cali, Colombia
    Biblioteca San Fernando
biblioteca@univalle.edu.co
Teléfonos +57 2 5185633 - Fax 5581951
Universidad del Valle - Sede San Fernando
Calle 4a.B # 36-00
Cali, Colombia
    Biblioteca Colección Clínica
biblioteca@univalle.edu.co
Teléfonos +57 2 5576113
Hospital Universitario del Valle
Calle 5a # 36-08
Cali, Colombia
DSpace Software Copyright © 2002-2008 MIT and Hewlett-Packard