Show simple item record

dc.contributor.authorSalazar Trujillo, Boris
dc.date.accessioned2013-08-26T15:47:16Z
dc.date.available2013-08-26T15:47:16Z
dc.date.issued2013-08-26
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/10893/5148
dc.description.abstract1. Considérese la siguiente trama en la historia del pensamiento económico. Corre la sexta década del siglo pasado. León Walras y W. S. Jevons, dos casi desconocidos economistas han comenzado a trabajar en forma separada en un proyecto para matematizar o, al menos, para reconstruir en el lenguaje matemático, la muy verbal y ambigua economía política de la época. A través de diversas vías -textos elementales de matemáticas, lecturas científicas, contacto con profesores de otras disciplinas y la siempre necesaria coincidencia- los vientos de transformación que venían de la física dotaron a los dos revolucionarios con una metáfora, una formulación matemática y una nueva actitud hacia la construcción de teoría económica. De allí la Revolución Marginalista y la dominación del paradigma neoclásico que llega hasta el presente. Este bosquejo, por supuesto, no es más que una versión demasiado simplista de la célebre tesis de la transferencia o apropiación, por parte de la teoría neoclásica, de las metáforas y los algoritmos fundamentales de la energética de mediados del siglo pasado, presentada y defendida en los últimos diez años por Philip Mirowski (1984, 1989, 1993), y responsable en buena parte del renacimiento del letárgico campo de la historia del pensamiento económico.spa
dc.language.isospaspa
dc.titleEsperando a Mirowski.spa
dc.typeArtículo de revistaspa
dc.rights.accessrightsinfo:eu-repo/semantics/openAccessspa


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record