Show simple item record

dc.contributor.authorCardona Arango, Juan Sebastian
dc.date.accessioned2014-03-25T14:51:46Z
dc.date.available2014-03-25T14:51:46Z
dc.date.issued2014-03-25
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/10893/7149
dc.description.abstractEl sector del transporte y toda la gran infraestructura industrial detrás de él han logrado un desarrollo tecnológico impresionante, que sólo hasta la actualidad fue superado por el avance de los computadores. Desde los inicios de la humanidad hasta nuestros días, el desarrollo de todo tipo de tecnologías ha involucrado el transporte como uno de sus componentes principales; en especial todo aquello relacionado con la reducción en los costos (sociales, económicos, financieros, entre otros) en la movilidad de personas y de bienes. Se destaca de igual manera que todo avance en la organización de un territorio y/o nación se da de la mano con una adecuada planeación del transporte en este lugar, lo que pone en un lugar de relativa importancia en nuestra cotidianidad: nos desplazamos para trabajar y producir o nos desplazamos para suplir nuestras necesidades de consumo y/o de ocio, entre otras; además de que nos ubicamos estratégicamente de acuerdo a esas necesidades, bajo un proceso de aglomeración que culmina en la creación de ciudades y zonas metropolitanas en distintas zonas geográficas que les brinden privilegios económicos de cierta índole, especialmente que permitan ágilmente el intercambio de bienes y servicios para la comunidad que habita esta ciudad. La planeación del transporte, en especial el transporte público de pasajeros, debe entonces buscar alternativas de movilidad que les faciliten a los usuarios desplazarse con fluidez desde sus distintos puntos de viaje. No hay duda de que el factor más buscado por los pasajeros en un sistema de transporte es el tiempo; pero además también buscarán un servicio cómodo y seguro. Todo esto va articulado a que la eficiencia de un servicio público de transporte implica una minimización de los costos de viaje asociados a dicho servicio. Es así como se hace necesario tener herramientas analíticas para modelar la demanda de pasajeros, y de esta manera representar de forma más clara la realidad de las decisiones de los usuarios, generando políticas orientadas a constituir un Sistema de Transporte Público. Todo esto se consolidará finalmente en el aliciente para los procesos de planeación y toma de decisiones, propios del estudio de la economía en los ámbitos de urbanística y del transporte. En la concepción de la economía del transporte se hace indispensable modelar los comportamientos presentes en el sistema de movilidad de una ciudad, región o país. Los modelos en economía del transporte, en especial los de asignación de la demanda de pasajeros, derivan primordialmente de la necesidad de minimizar la función de costo generalizado de viaje, la cual se traduce en la suma de todos los costos asociados y que son asumidos por los usuarios del transporte, en cuanto a desplazarse desde un origen hacia un destino, convertidos en tiempo Para el año 2009, la ciudad de Santiago de Cali (Colombia) ha puesto en operación un Sistema Integrado de Transporte Masivo denominado como Masivo Integrado de Occidente (SITM-MIO). Según el diario El País (2013), se movilizan en la ciudad entre 450.000 y 500.000 pasajeros diarios, que han salido del sistema colectivo tradicional, imperante desde hace aproximadamente 70 años. Se deriva entonces un cambio notorio en los tiempos de viaje y en la calidad del viaje ofrecido por el nuevo sistema, que además de innovador, implica un avance tecnológico en el transporte de pasajeros que, por suposición, supera al del sistema tradicional. Sin embargo, la consolidación del SITM-MIO en estos cuatro años, dadas las medidas de reducción de oferta del sistema tradicional y el impulso del gobierno municipal por consolidar al SITM-MIO como un referente de movilidad en América Latina, hace necesario dilucidar los beneficios económicos que este nuevo e innovador sistema de transporte ha traído a la vida de los habitantes de Santiago de Cali. La comparación debe hacerse entonces respecto al transporte colectivo tradicional y al mismo SITM, "castigándolo" si se observa en algún momento aumentos en los tiempos de viaje de pasajeros, dados los cambios en los modos de movilización en el área metropolitana de la ciudad, tomando como muestra los sectores que moviliza un porcentaje considerable de pasajeros: Caney, Valle del Lili y la "Zona Universitaria", concentradas en las estación Universidades, al sur de la ciudad. El cambio tecnológico producto de la innovación traída por METROCALI S.A, empresa encargada del SITM-MIO en Santiago de Cali, es imprescindible para realizar el análisis de demanda de pasajeros, puesto que según cifras de la misma empresa se deben de tener 800.000 viajeros movilizándose en este sistema para alcanzar el equilibrio financiero. Este déficit que ya se proyecta con un desfase operacional cercano al $1 billón de pesos, demuestra la importancia de los factores que inciden en el proceso de una verdadera modelación de la demanda del transporte, entre ellos los de penalización por las externalidades negativas; así se busca mitigar el efecto colateral de los errores de planeación y de la toma de decisiones concretadas en las administraciones locales anteriores.spa
dc.language.isospaspa
dc.subjectEconomía del transportespa
dc.subjectTransporte publicospa
dc.subjectMasivo integrado de occidente MIOspa
dc.subjectCali - Vallespa
dc.subjectMIOspa
dc.titleEstimación de los factores de ponderación de los tiempos percibidos por los usuarios del sistema MIO: el caso específico de la estación universidades en Santiago de Cali [Recurso electrónico]spa
dc.typeThesisspa
dc.rights.accessrightsinfo:eu-repo/semantics/openAccessspa


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record